Los azulejos de pared con apariencia de piedra natural son hermosos y fáciles de limpiar

Los azulejos de pared con apariencia de piedra natural son adecuados para muchas áreas, especialmente en la cocina, son prácticos. Son robustos y fáciles de cuidar e irradian la apariencia de piedras naturales reales. Las réplicas crean una excelente imagen con lechada moderna.

Práctica en el área de cocina

En la vida cotidiana actual, la cocina es un lugar de encuentro importante para la familia y el área de esparcimiento para el ocio. Especialmente cuando el área de la cocina se abre al comedor y la sala de estar.
Es agradable si la cocina se ajusta visualmente a la sala de estar. Por los azulejos en la réplica de piedra natural exactamente este efecto se logra a menudo. No importa si aparecen salpicaduras de grasa u otras impurezas, estas pueden eliminarse fácilmente.

Especialmente en pisos abiertos, la cobertura uniforme crea amplitud óptica. Los colores cálidos de los azulejos de la pared de piedra natural crean una transición suave entre la cocina y la sala de estar.

Variedad en superficie y formato

Diversos formatos, superficies y colores se adaptan al estilo de vida. La piedra natural real lo lleva al límite de las texturas, sin embargo, en la réplica hay variaciones ilimitadas de patrones y formatos para elegir.

Los procesos de fabricación modernos permiten la producción de azulejos de pared con apariencia de piedra natural que son casi indistinguibles de los originales a primera vista. Las reproducciones de algunos fabricantes convencen por su excelente intensidad de color y luminosidad. Las materias primas de alta calidad permiten la más alta calidad.

azulejos de pared en apariencia de piedra natural están disponibles en varios tamaños. En dimensiones de hasta 120 x 240 centímetros, son adecuados como material de pared para interiores y exteriores
Ventajas del aspecto de piedra natural

Una gran ventaja de los revestimientos de paredes en réplicas de piedra natural es el precio significativamente más bajo. Las baldosas de piedra natural son más ligeras y fáciles de instalar. Son una alternativa barata a los materiales reales. Cuando se usan al aire libre, son resistentes a las heladas y a la intemperie que los modelos naturales.

Colocación de las baldosas de la pared

Al colocar, el sustrato está imprimado. Lo mejor es aplicar primero una capa de contacto delgada. El adhesivo de mosaico se aplica con una paleta y se extiende con una paleta. Las fichas se colocan una al lado de la otra y se ajustan bajo presión.

Consejos y trucos Cuando coloque azulejos de pared con apariencia de piedra natural, los puntos de mira son útiles. Esto hace posible producir juntas uniformes. El cordón de goma y las esquinas de los azulejos también son herramientas prácticas.
Compartir con amigos

Deja tu comentario